Yo me lo guiso...
desde Asturias
¡cocina y disfruta!.

librería on-line...

Home » » Dieta DASH

Dieta DASH

Written By Roberto Cernuda on domingo, 1 de diciembre de 2013 | domingo, diciembre 01, 2013

Es la primera vez que hablo por aquí de una dieta. Y no porque no me parezca importante seguir una dieta saludable y equilibrada, sino porque ante la multitud opciones a seguir, dietas de diferentes nutricionistas unas bastante diferentes de otras, etc., resulta difícil elegir la dieta "perfecta".

¿Qué le pido yo, que me gusta cocinar, a una dieta? Pues, principalmente, que sea saludable, equilibrada, que aporte los nutrientes necesarios a nuestro organismo a la vez que previene la hipertensión y la obesidad, problemas bastante comunes en nuestra sociedad occidental. Bueno pues esto, más o menos, es lo que nos propone la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension).Más que una dieta, podríamos decir que estamos ante una estrategia desarrollada por el Instituto de Salud de EE.UU. con el fin de prevenir y/o tratar la hipertensión, una de las enfermedades más frecuentes a nivel mundial.

Los fundamentos esenciales de la dieta DASH son los siguientes:
  • reducción de la ingesta de sodio (atención a los fiambres, embutidos, encurtidos, precocinadosl, enlatados y conservas).
  • reducir también el consumo de grasas sauturadas y especialmente las grasas trnas.
  • consumir lácteos desnatados y carnes magras
  • incentivar la ingesta de frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres y pescados.




¿Qué conseguimos con todo ello, introduciendo en nuestra alimentación gran cantidad de antioxidantes y minerales (magnesio, potasio, calcio) hierro, vitaminas y grasas de más calidad?, pues reducir nuestra presión arterial y mejorar nuestro sistema cardiovascular. En definitiva,  ganar tanto en salud como en bienestar personal (piel nutrida, cabello más sano, menos "barriguita"). Si, además, añadimos unos hábitos de consumo responsable de alcohol, suprimimos el tabaco y hacemos ejercicio habitualmente, nuestro cuerpo lo agradecerá más de lo que podemos imaginar.

Por tanto, lo que debemos hacer al seguir la dieta DASH es tratar de cocinara cada día (como lo hacían nuestras madres y abuelas), consumir frutas y verduras, legumbres, pescado... e intentar consumir lo mínimo posible alimentos precocinados y bollería industrial. Más o menos se trata de recuperar la famosa dieta mediterránea, tan beneficiosa y que, a veces, dejamos a un lado ante la falta de tiempo, el estrés, etc., que nos lleva a comer rápido y mal.

SHARE

About Roberto Cernuda

0 comentarios, ¡gracias por dejar el tuyo! :

Publicar un comentario en la entrada