Buscar este blog

Cargando...

lunes, 23 de diciembre de 2013

Felices Fiestas, cocinillas


domingo, 1 de diciembre de 2013

Dieta DASH

Es la primera vez que hablo por aquí de una dieta. Y no porque no me parezca importante seguir una dieta saludable y equilibrada, sino porque ante la multitud opciones a seguir, dietas de diferentes nutricionistas unas bastante diferentes de otras, etc., resulta difícil elegir la dieta "perfecta".

¿Qué le pido yo, que me gusta cocinar, a una dieta? Pues, principalmente, que sea saludable, equilibrada, que aporte los nutrientes necesarios a nuestro organismo a la vez que previene la hipertensión y la obesidad, problemas bastante comunes en nuestra sociedad occidental. Bueno pues esto, más o menos, es lo que nos propone la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension).Más que una dieta, podríamos decir que estamos ante una estrategia desarrollada por el Instituto de Salud de EE.UU. con el fin de prevenir y/o tratar la hipertensión, una de las enfermedades más frecuentes a nivel mundial.

Los fundamentos esenciales de la dieta DASH son los siguientes:
  • reducción de la ingesta de sodio (atención a los fiambres, embutidos, encurtidos, precocinadosl, enlatados y conservas).
  • reducir también el consumo de grasas sauturadas y especialmente las grasas trnas.
  • consumir lácteos desnatados y carnes magras
  • incentivar la ingesta de frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres y pescados.




¿Qué conseguimos con todo ello, introduciendo en nuestra alimentación gran cantidad de antioxidantes y minerales (magnesio, potasio, calcio) hierro, vitaminas y grasas de más calidad?, pues reducir nuestra presión arterial y mejorar nuestro sistema cardiovascular. En definitiva,  ganar tanto en salud como en bienestar personal (piel nutrida, cabello más sano, menos "barriguita"). Si, además, añadimos unos hábitos de consumo responsable de alcohol, suprimimos el tabaco y hacemos ejercicio habitualmente, nuestro cuerpo lo agradecerá más de lo que podemos imaginar.

Por tanto, lo que debemos hacer al seguir la dieta DASH es tratar de cocinara cada día (como lo hacían nuestras madres y abuelas), consumir frutas y verduras, legumbres, pescado... e intentar consumir lo mínimo posible alimentos precocinados y bollería industrial. Más o menos se trata de recuperar la famosa dieta mediterránea, tan beneficiosa y que, a veces, dejamos a un lado ante la falta de tiempo, el estrés, etc., que nos lleva a comer rápido y mal.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Salteado de pavo a la oriental


  • filete de pechuga de pavo
  • pimiento rojo y pimiento verde
  • calabacín
  • zanahoria
  • cebolla morada
  • puerro
  • aceite de girasol o de oliva suave
  • sal y pimienta negra
  • jengibre molido
  • sésamo
  • salsa de soja
  • 1/2 limón (el zumo)



Salpimentamos 3 o 4 filetitos de pechuga de pavo y después las cortamos en tiras anchas. Reservamos.

Por otra parte cortamos en tiras finas el calabacín, la zanahoria, la cebolla y el puerro (1 trozo pequeño de cada una es suficiente).

Calentamos un par de cucharadas de aceite en una sartén a fuego vivo y salteamos las verduritas. Vamos removiendo siempre con una cuchara de madera (utilizando la sartén a modo de wok) y cuando pasen un par de minutos o tres (no mucho, para que queden crujientes y no se pasen) añadimos el pavo. Incorporamos el jengibre (de forma generosa), un par de cucharadas de sésamo y el zumo de 1/2 limón.. Continuamos removiendo y, al minuto, añadimos un chorrito de salsa de soja (con cuidado de no pasarnos para que no resulte todo muy salado. Cuando el pavo ya esté hecho, lo que ocurre bastante rápido, retiramos del fuego y servimos.

Una forma distinta de comer pavo, pollo, cerdo, incluso pescado, que se hace en un santiamén y está delicioso.

lunes, 26 de agosto de 2013

Yo me lo guiso en Facebook. Fan Page

Desde hace unos días ya está operativa una "fan page" de Yo me lo guiso en Facebook, una forma más de difundir las recetas que periódicamente se publican aquí. Así que, si tienes perfil en Facebook (y quién no lo tiene hoy día), ya puedes "seguir" este blog en la red social.

Por otra parte, además de las recetas, desde Facebook trataré de hacerme eco tanto de los eventos culinarios que se desarrollan en Asturias (sobreo todo en Gijón), así como de cualquier otro tema interesante desde el punto de vista gastronómico en la región.

Una vez más muchas gracias por vuestras visitas y comentarios a todos los que os pasáis por este blog y, ahora también, muchas gracias por vuestros "me gusta" en Facebook.

viernes, 9 de agosto de 2013

Tomates verdes fritos

  • 2 tomates verdes de ensalada
  • harina de maíz y harina de trigo
  • pan rallado
  • leche
  • yogur natural
  • aceite de oliva y sal
  • ensalada para acompañar (lechuga, cebolla y bacon)
  • mayonesa picante (con tabasco)



Comenzamos lavando los tomates (recordar que han de ser bien verdes) y cortándolos en rodajas finas, los salamos y los dejamos reposar sobre papel de cocina para que suelten el exceso de humedad.

Para rebozar las rodajas de tomate utilizamos una mezcla de harina de trigo y de maíz (no maizena) al 50% y, por otra parte, una mezcla de leche y yugur natural también al 50%, además de pan rallado que ponemos en un tercer cuenco.

Ponemos aceite abundante en una sartén y calentamos bien para proceder a freír las rodajas de tomate. Para ello remojamos en la leche/yogur, enharinamos, remojamos de nuevo en la leche/yogur y, por último pasamos por pan rallado antes de freír.

Cuando esté bien hecho, con el rebozado crujiente, retiramos y escurrimos sobre papel de cocina.

Por último preparamos una sencilla ensalada (lechuga, cebolla y unas tiritas de bacon fritas) y disponemos una mayonesa picante (mayonesa con unas gotas de tabasco al gusto).

Sólo nos queda emplatar las rodajas de tomates verdes fritos sobre la base de ensalada.

Se trata de una receta típicamente sureña de los EE.UU.e ideal para el verano, una eplosión de sabores que combina perfectamente la acidez del tomate con el picante de la mayones, y el frescor de los tomates con el crujiente del rebozado.

miércoles, 12 de junio de 2013

Carne estofada en olla rápida


  • 400 gr. de ternera para guisar
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 manojo de perejil
  • sal y pimienta
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • aceite de oliva virgen extra
  • vino blanco
  • 3 zanahorias
  • 2 patatas
  • 1 lata de guisantes cocidos




Ponemos un poco de aceite de oliva en la olla rápida, picamos la cebolla y el diente de ajo y sofreímos en la olla rápida durante unos minutos. Añadimos la carne previamente salpimentada, le damos unas vueltas hasta que se dore un poquito y añadimos también las hojas de laurel y el perejil bien picadito.

Cocinamos unos minutos y añadimos un poco de vino blanco y la pastilla de caldo de carne desmenuzada.  Seguimos cocinando varios minutos más para que se evapore el alcohol del vino. Ya sólo queda añadir las zanahorias troceadas, un vasito de agua y cerrar la olla para cocinar unos 18 minutos.

Pasado ese tiempo abrimos la olla (una vez sin presión, claro está), añadimos las patatas troceadas y cerramos de nuevo para cocinar unos 8 minutos más.

Por último, abrimos la olla, añadimos la lata de guisantes, comprobamos de sal y calentamos unos minutos. Si vemos que la salsa no está muy ligada un buen truco es añadirle una cucharada de maicena diluída en agua.

Una receta estupenda con la que "estrené" la olla rápida, y que encontré en el blog de Cocina para dos, muy, muy recomendable, no dejes de pasarte por allí, está lleno de buenísimas recetas.

martes, 7 de mayo de 2013

Patatas aliñadas


  • 4 patatas medianas nuevas
  • 1 cebolleta blanca
  • sal
  • perejil fresco
  • vinagre de jerez
  • aceite de oliva suave


Ponemos las patatas a cocer en agua con sal y, mientras tanto, picamos fino la cebolleta y el perejil fresco. Una vez que las patatas se hayan cocido y después de dejarlas enfriar, las cortamos en trozos y las ponemos en una fuente. Añadimos sal, el perejil y la cebolleta picados, y condimentamos con el vinagre de jerez y el aceite de oliva.

En poquísimo tiempo tenemos nuestras patatas aliñadas o, como dirían en Cádiz, de donde es originaria esta receta, unas fantásticas "papas aliñás". Ideales ahora que tenemos el veranito en el horizonte.

miércoles, 24 de abril de 2013

Caballa al horno

  • 2 caballas
  • 1 cebolla
  • 3 tomates
  • 3 patatas
  • ajo molido seco
  • pembrella seca
  • aceite de oliva


Mientras vamos preparando todos los ingredientes encendemos el horno y precalentamos a 200ªC y, a continuación, limpiamos bien el pescado (en la pescadería ya nos lo preparan sin tripas y sin cabezas).

Pelamos y cortamos en rodajas finas la cebolla y las patatas, y los tomates en gajos también finos.

En una bandeja de horno (sobre papel de alumino para que sea más fácil de limpiar) preparamos una cama con las patatas, la cebolla y el tomate. Sobre esta cama colocamos las caballas, las salpimentamos y espolvoreamos una cucharadita de ajo molido y otra de pembrella seca.

Por último regamos con abundante aceite de oliva y horneamos unos 45 minutos.

Ahora estamos en temporada y podemos adquirir las caballas con una excelente relación calidad-precio (2,5 euros/kg.). Y, además, es de lo más sano, un pescado azul con un alto contenido de ácidos grasos omega 3.

FUENTEDirecto al palada

domingo, 24 de marzo de 2013

Patatas machacadas al horno

  • 4 patatas medianas (a ser posible nuevas)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta negra
  • romero, romero y pimentón


Lavamos bien las patatas y, sin pelar, cocemos en agua salada. Cuando estén hechas (comprobamos pinchándolas) escurrimos y dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 220 ºC. Mientras tanto engrasamos una fuente para el horno y colocamos las patatas dentro. Las machacamos con un tenedor grande presionando varias veces.

Por último, regamos con abundante aceite de oliva, salpimentamos y sazonamos con el romero, el tomillo y el pimentón, y horneamos durante unos 25 minutos hasta que las patatas estén bien doradas.

Una guarnición ideal para muchas carnes y pescados, y muy fácil de preparar. Quedan buenísimas estas patadas, con los bordes crujientes y un punto ligeramente picantito.

FUENTE: Directo al paladar 

viernes, 18 de enero de 2013

Rueditas de ternera con apio y ajonjolí


  • 400 gr. de ternera en rebanadas
  • 1 tallo de apio
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 diente de ajo
  • orégano seco triturado
  • ajonjolí (sésamo)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta



Aplanamos la ternera entre dos láminas de papel de hornear para hacerlas delgadas y las colocamos una tras otra superponiéndolas un poquito para conseguir un rectángulo que después trataremos de enrollar.

Picamos fino el tallo de apio y junto con el orégano, el ajonjolí, la sal y la pimienta distribuimos por toda la carne, por los dos lados. Después la enrollamos ayudándonos con papel de hornear hasta que consigamos formar un "canutillo". Utilizando un cuchillo que corte bien cortamos rebanadas delgadas y las ensartamos en palillos.

Por último doramos las rueditas sobre aceite de oliva virgen previamente calentado con el ajo machacado. Rociamos con la salsa de soja, agregamos el orégano y cocinamos un par de minutos más con cuidado de que no se pasen.

Aungue parece relativamente complicado no lo es en absoluto, y el sabor de estas rueditas de ternera con apio y ajonjolí te sorprenderá.

FUENTE: Vanidades